PILATES Y EL DEPORTE

PILATES Y EL DEPORTE

 

La práctica de un deporte concreto, aporta especialización y mayor desarrollo de unos grupos musculares en detrimento de otros, los que no intervienen en ese deporte. Esta asimetría en el desarrollo muscular provoca desequilibrios que fomentan sobrecargas y que si se mantienen en el tiempo, dan lugar a lesiones y atrofias.

 

La práctica de Pilates trabaja todos los grupos musculares, anulando esas descompensaciones de desarrollo muscular, fortaleciendo tanto los que usamos para la practica de nuestro deporte como los que no se usan específicamente en él.

 

Destacaremos algunos deportes y sus beneficios al complementar con el sistema de entrenamiento del pilates:

 

 

RUNNING

 

Si te gusta correr, tanto si eres profesional como aficionado a esta disciplina, pilates es el complemento perfecto porque:

- Mejora la estabilidad pélvica, evitando sobrecargas innecesarias durante la carrera.

- Se alargaran y fortalecen las piernas.

- Desarrolla la coordinación y el equilibrio.

 

 

CICLISMO

 

Para los ciclistas pilates también es un complemento espectacular:

- Estira la musculatura de las piernas y de la zona pectoral, normalmente muy cerrada y acortada.

- Potencia la musculatura del tren superior y del core o powerhouse, que no se trabaja tanto en el entrenamiento ciclista.

- Previene la hipercifosis dorsal y las molestias articulares y musculares que la propia postura estática sobre la bici producen.

 

 

NATACIÓN

 

Muchos nadadores opinan que con la natación cubren perfectamente sus necesidades de entrenamiento físico, y aunque es cierto que es un deporte muy completo, si solo se entrena nadando se crearán descompensaciones por el movimiento repetitivo al igual que sucede en otras disciplinas.

- El profundo trabajo en el powerhouse que se realiza en pilates, ayudará al nadador a mejorar su técnica en el agua.

- Garantiza la flexibilidad y movilidad de todo el cuerpo aguantando la resistencia del agua.

- Lo bueno de pilates, es que podrás seguir entrenando si surge algún imprevisto que te impida ir a nadar, como una alergia o un resfriado.

 

 

TENIS

 

En esta modalidad podemos incluir a todos los deportes de raqueta: pádel, squash, bádminton… Es común en todos ellos las descompensaciones propias del uso continuado de una sola parte del cuerpo, así como, la fuerza explosiva que requieren este tipo de disciplinas.

- Equilibra el desarrollo muscular en ambos lados del cuerpo.

- Mejora el equilibrio y la coordinación entre la parte superior e inferior del cuerpo, esencial para ajustar la velocidad con que mueves la raqueta y el desplazamiento del cuerpo.

- Gracias a la respiración, se desarrolla una alta capacidad de concentración durante todo el partido.

 

 

GOLF

 

El Método Pilates es un preciso aliado para potenciar la fuerza, resistencia, control muscular y corrección de la postura que se requieren para jugar enérgicamente. Pues sabrás que una mala postura y una mala técnica son las principales causas de las lesiones a las que te enfrentas como golfista.

Para reducir el riesgo de lesión y mejorar tu rendimiento deportivo hemos ideado un plan de acondicionamiento físico, que une Golf y Pilates y que aplica los elementos esenciales del Pilates en tres niveles:

 

1. Preparación: Evaluación de las necesidades físico-motrices. Por ejemplo la flexibilidad puesto que una falta de movilidad y control pélvico provocada por un acortamiento de la musculatura flexora y extensora de la cadera limita, en primer lugar, en la postura correcta en el “set up” del swing de golf y, posteriormente, en el recorrido de rotación durante el “backswing” y en la fase final del “follow-throuh”.

 

2.Compensación: Toda actividad deportiva se caracterizada por unos patrones posturales y de movimiento específicos, que son de carácter repetitivo y normalmente asimétricos. El objetivo de este segundo nivel será compensar esos desequilibrios para que no deriven en lesiones.

 

3. Rendimiento: Esta etapa no puede ser nunca el primer objetivo de nuestro entrenamiento, previamente debemos cumplir las otras dos

 

 

Certificación de A.N.E.P. (Asociación Nacional de Entrenadores de Pilates) como primer centro homologado en Asturias 2016 por dicha entidad